lunes, 10 de octubre de 2011

Paul Eluard -Toque de queda

Que íbamos a hacer, la puerta estaba bajo guardia
Que íbamos a hacer, estábamos encerrados

Que íbamos a hacer, la calle habían cerrado
Que íbamos a hacer, la cuidad estaba bajo custodia

Que íbamos a hacer, ella estaba hambrienta
Que íbamos a hacer, estábamos desarmados

Que íbamos a hacer, al caer la noche desierta
Que íbamos a hacer, teníamos que amarnos.

Marguerite Duras - El tren de Burdeos

Una vez, tuve dieciséis años. A esta edad todavía tenía aspecto de niña. Era al volver de Saigon, después del amante chino, en un tren nocturno, el tren de Burdeos, hacia 1.930. Yo estaba allí con mi familia, mis dos hermanos y mi madre. Creo que había dos o tres personas más en el vagón de tercera clase con ocho asientos, y también había un hombre joven enfrente mío que me miraba. Debía de tener treinta años. Debía de ser verano. Yo siempre llevaba estos vestidos claros de las colonias los pies desnudos en unas sandalias. No tenía sueño. Este hombre me hacía preguntas sobre mi familia, y yo le contaba cómo se vivía en las colonias, las lluvias, el calor, las verandas, la diferencia con Francia, las caminatas por los bosques, y el bachillerato que iba a pasar aquel año, cosas así, de conversación habitual en un tren, cuando uno desembucha toda su historia y la de su familia. Y luego, de golpe, nos dimos cuenta que todo el mundo dormía. Mi madre y mis hermanos se habían dormido muy deprisa tras salir de Burdeos. Yo hablaba bajo para no despertarles. Si me hubieran oído contar las historias de la familia, me habrían prohibido hacerlo con gritos, amenazas y chillidos. Hablar así bajo, con el hombre a solas había adormecido a los otros tres o cuatro pasajeros del vagón. Con lo cual este hombre y yo éramos los únicos que quedábamos despiertos, y de ese modo empezó todo en el mismo momento, exacta y brutalmente de una sola mirada. En aquella época, no se decía nada de estas cosas, sobre todo en tales circunstancias. De repente, no pudimos hablarnos más. No pudimos, tampoco, mirarnos más, nos quedamos sin fuerzas, fulminados. Soy yo la que dije que debíamos dormir para no estar demasiado cansados a la mañana siguiente, al llegar a París. Él estaba junto a la puerta, apagó la luz. Entre él y yo había un asiento vacío. Me estiré sobre la banqueta, doblé las piernas y cerré los ojos. Oí que abrían la puerta, salió y volvió con una manta de tren que extendió encima mío. Abrí los ojos para sonreírle y darle las gracias. Él dijo: “Por la noche, en los trenes, apagan la calefacción y de madrugada hace frío”. Me quedé dormida. Me desperté por su mano dulce y cálida sobre mis piernas, las estiraba muy lentamente y trataba de subir hacia mi cuerpo. Abrí los ojos apenas. Vi que miraba a la gente del vagón, que la vigilaba, que tenía miedo. En un movimiento muy lento, avancé mi cuerpo hacia él. Puse mis pies contra él. Se los di. Él los cogió. Con los ojos cerrados seguía todos sus movimientos. Al principio eran lentos, luego empezaron a ser cada vez más retardados, contenidos hasta el final, el abandono al goce, tan difícil de soportar como si hubiera gritado.

Hubo un largo momento en que no ocurrió nada, salvo el ruido del tren. Se puso a ir más deprisa y el ruido se hizo ensordecedor. Luego, de nuevo, resultó soportable. Su mano llegó sobre mí. Era salvaje, estaba todavía caliente, tenía miedo. La guardé en la mía. Luego la solté, y la dejé hacer.

El ruido del tren volvió. La mano se retiró, se quedó lejos de mí durante un largo rato, ya no me acuerdo, debí caer dormida.

Volvió.

Acaricia el cuerpo entero y luego acaricia los senos, el vientre, las caderas, en una especie de humor, de dulzura a veces exasperada por el deseo que vuelve. Se detiene a saltos. Está sobre el sexo, temblorosa, dispuesta a morder, ardiente de nuevo. Y luego se va. Razona, sienta la cabeza, se pone amable para decir adiós a la niña. Alrededor de la mano, el ruido del tren. Alrededor del tren, la noche. El silencio de los pasillos en el ruido del tren. Las paradas que despiertan. Bajó durante la noche. En París, cuando abrí los ojos, su asiento estaba vacío.

sábado, 8 de octubre de 2011

HAMISH BLAKELY

Elizabeth Barrett Browning - Cuando nuestras dos almas

Cuando nuestras dos almas se alzan firmes,
cara a cara, silenciosas, dibujando intimidades,
hasta que la extensión de nuestras alas se quiebra,
lacerando cada recodo, quemando cada curva.
Entonces ¿qué amargura de la tierra puede opacarnos
sin que en el otro encontremos eterno consuelo?
Piensa que, escalando alto, los ángeles nos contemplan;
deseando derramar una dorada, una perfecta melodía
sobre nuestro abismal y querido silencio.
Demoremos nuestros pasos por el mundo, amado mío;
huyendo del humor inestable de la humanidad
que aisla cruelmente a los puros espíritus.
Hagamos juntos un sitio donde permanecer de pie,
donde la felicidad de las horas sea amarnos por un día,
rodeados por la Oscuridad como única compañía.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Juan José Millás - Mientras todo el mundo duerme

niña telefono

Una niña telefoneó a un programa nocturno de la radio. A preguntas de la locutora dijo que tenía 10 años y que llamaba desde el teléfono del pasillo de la casa donde veraneaba con sus padres, mientras ellos dormían en la habitación del fondo. Contó que al levantarse a beber agua había descubierto al canario en el fondo de la jaula, con las patas hacia arriba. Tomó el cuerpo del animal para ver si se movía, pero resultó que estaba muerto. Te imaginabas a la niña con el pájaro en una mano y el teléfono en la otra, en medio del silencio de la madrugada, y se te ponían los pelos de punta. Así debía de tenerlos la locutora, que no sabía qué decir. Finalmente, sugirió que despertara a sus padres y les contara lo sucedido, pero la niña dijo que le daba miedo que creyeran que había matado ella al animal, pues siempre le echaban la culpa de todo. Se expresaba de tal forma que la audiencia entera, creo yo, se dio cuenta al instante de que, en efecto, aquella cría acababa de cargarse al canario. La locutora pronunció dos o tres frases atropelladas y dio paso a la publicidad. Yo apagué la radio para no saber qué ocurría a la vuelta y me fui al salón a leer un poco. Lo malo del insomnio, contra lo que muchos creen, no es el hecho de permanecer en vela, sino de lo que te enteras mientras el mundo duerme.

Roberto Arlt - El jorobadito

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Oliverio Girondo - Llorar a lagrima viva

LLORAR A LÁGRIMA VIVA...
Llorar a lágrima viva.
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas
y los puertos.
Llorar de amabilidad
y de amarillo.
Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas
y los paseos,
y salvarnos, a nado,
de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.
Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo...
si es verdad que los cacuíes
y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.
Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac, de flato, de flacura.
Llorar improvisando, de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

sábado, 17 de septiembre de 2011

Renée Vivien - Los árboles

En el azul de abril, en el gris del otoño, Los árboles poseen una gracia inquietante. El álamo en el viento se retuerce y se pliega Cual cuerpos de mujer trémulos de deseo. Su gracia es un desmayo de carne abandonada Y murmura su fronda, al soñar se estremece, Se inclina, enamorada de las rosas del Este. Lleva el olmo en su frente una corona pálida. Revestido de claro de luna plateado, El abedul deshila su cambiante marfil Y plasma palideces en las sombras inciertas. El tilo huele a ásperas y oscuras cabelleras. Y desde las acacias de lejana verdura Divinamente cae la nieve del perfume.

Leopoldo Lugones - Un fenómeno inexplicable

viernes, 2 de septiembre de 2011

John William Polidori - El vampiro

Redes - El poder de las redes sociales

Si fuéramos conscientes de que nuestras acciones y actitudes influyen, no solo a nuestro entorno más cercano, sino a miles de personas cada día, sin duda nos detendríamos más antes de tomar una decisión o de adoptar un comportamiento.

domingo, 28 de agosto de 2011

La noche temática - Insomnio letal

 

Producción británica de 2009 dirigida por Tria Thalman, de 52 minutos de duración y producida por National Geographic, que nos habla de las consecuencias que la falta de sueño puede tener.
El Insomnio Letal Familiar o I-L-F es una de las enfermedades catalogadas como raras, una forma mortal de insomnio para la que no hay cura. Es de carácter genético y sus portadores tienen muchas posibilidades de desarrollarla a lo largo de su vida. A pesar de su tenacidad, en el mundo sólo se conocen 40 familias portadoras del gen, pero una vez que los síntomas aparecen es para siempre.
La muerte por insomnio es totalmente nueva para la ciencia. Esta enfermedad puede ayudarnos a desvelar el misterio de por qué y cómo dormimos. A través de este documental conoceremos una investigación pionera que nos ayudará a observar cómo actúa el cerebro mientras dormimos, y examinaremos una mente incapaz de descansar.

Scott Fitzgerald - Último beso

La noche temática - Parasomnia

Documental de producción francesa de 2009 dirigida por Maro Chermayeff y Christine le Goff, de 52 minutos de duración y producida por Telfrance y Show of force, que explora el fenómeno de la parasomnia desde dos puntos de vista cruciales: la ciencia y la ley.
Este documental habla de la más grave de las alteraciones del sueño, la parasomnia. Los afectados cometen acciones impredecibles mientras duermen que pueden ir de lo más estrafalario a lo más dramático, y en ocasiones, siembran el terror entre sus familias y amigos. En los últimos años incluso algunos asesinatos han sido atribuidos a esta enfermedad.

sábado, 27 de agosto de 2011

Paraísos cercanos - Portugal

Documental de viajes, dedicado a Portugal, donde se visitan los lugares de mayor interés turístico del país

viernes, 26 de agosto de 2011

domingo, 14 de agosto de 2011

JOHN MAYALL – Jazz Blues Fusion

John_Mayall-Jazz_Blues_Fusion-Frontal

1. Country Road
2. Mess Around
3. Good Times Boogie
4. Change Your Ways
5. Dry Throat
6. Exercise In C Major For Harmonica
7. Got To Be This Way

Megaupload

viernes, 12 de agosto de 2011

Emin Still Willem Haenraets

Carla van de Puttelaar

Mario Benedetti - Te quiero

Si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice, y todo.
Y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.
Tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada;
te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro.
Tu boca que es tuya y mía, Tu boca no se equivoca;
te quiero por que tu boca sabe gritar rebeldía.
Si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.
Y por tu rostro sincero.
Y tu paso vagabundo.
Y tu llanto por el mundo.
Porque sos pueblo te quiero.
Y porque amor no es aurora, ni cándida moraleja,
y porque somos pareja que sabe que no está sola.
Te quiero en mi paraíso; es decir, que en mi país
la gente vive feliz aunque no tenga permiso.
Si te quiero es por que sos mi amor, mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.

Guillaume Apollinaire - Cox-City

jueves, 11 de agosto de 2011

Bosch- Il giardino delle delizie

Berthe Morisot

SCARLETT

Steve Cieslawski

Miguel de Cervantes Saavedra - La fuerza de la sangre

Gonzalo Rojas - Retrato de mujer

Siempre estará la noche, mujer, para mirarte cara a cara,
sola en tu espejo, libre de marido, desnuda,
con la exacta y terrible realidad del gran vértigo que te destruye.
Siempre vas a tener tu noche y tu cuchillo,
y el frívolo teléfono para escuchar mi adiós de un solo tajo.

Te juré no escribirte. Por eso estoy llamándote en el aire
para decirte nada, como dice el vacío: nada, nada,
sino lo mismo y siempre lo mismo de lo mismo
que nunca me oyes, eso que no me entiendes nunca,
aunque las venas te arden de eso que estoy diciendo.

Ponte el vestido rojo que le viene a tu boca y a tu sangre,
y quémame en el último cigarrillo del miedo al gran amor,
y vete descalza por el aire que viniste
con la herida visible de tu belleza.
Lástima de la que llora y llora en la tormenta.
No te me mueras.

Voy a pintarte tu rostro en un relámpago tal como eres:
dos ojos para ver lo visible y lo invisible,
una nariz arcángel y una boca animal,
y una sonrisa que me perdona,
y algo sagrado y sin edad que vuela en tu frente, mujer,
y me estremece, porque tu rostro es rostro del Espíritu.

Vienes y vas, y adoras al mar
que te arrebata con su espuma, y te quedas inmóvil,
oyendo que te llamo en el abismo de la noche,
y me besas lo mismo que una ola.
Enigma fuiste. Enigma serás. No volarás conmigo.
Aquí mujer, te dejo tu figura.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Gabriel García Márquez - La Sirena escamada

La sirena era una criatura que tenía de mujer lo menos útil y de pez lo menos aprovechable. En vista de lo cual, no hubo otra alternativa que dejársela a los poetas, las únicas personas capaces de sacarle algún partido a un ser que no ofrecía ningunas perspectivas ni como esposa amantísima ni como complemento del almuerzo.Una sirena, por su lado humano y desprovista de la fronda retórica, no sería sino una buena señora en una silla de ruedas. Se le vería salir al parque, en las tardes de diciembre, a tomar el sol, después de una larga temporada de vacaciones en la alberca del patio. Miraría con tristeza a los niños en sus triciclos o en sus patines y apenas con un resentido sentimiento de superioridad a las damas que, en un banco, estuvieran remendando las medias. La sirena sería una solterona inválida, a quien el estado debería compensar con una pensión mensual la desgracia de ser mujer hasta donde no vale la pena y de ser pez desde donde serlo empieza a ser un serio inconveniente. A los dieciséis años, se le vería pasar en su silla de ruedas, cubierta de la cintura para abajo con un edredón a cuadros, y se diría: “¡Qué lástima, ser inválida con esa cara!”. Y al fin y al cabo, castigada por su femineidad cerebral, se le vería morir de desesperación e impotencia frente a una zapatería.Si se considerara por el lado contrario, como pez, la sirena sería completamente inoperante. Sería lo suficientemente inteligente como para no morder el anzuelo y lo suficientemente torpe como para sentarse a cantarle a los navegantes, sin tener en realidad nada efectivo que ofrecerles.Con semejante inutilidad, lo más prudente que habían podido hacer era lo que hicieron: desaparecer.Ahora se informa, en un cable fechado en Viena, que por aquellos lados nació una criatura que al menos en su conformación anatómica era una sirena. Cabeza, brazos y pecho de mujer y cola de pez. Claro que no respiró un solo segundo el aire de los mortales, sino que se vino prudentemente muerta desde su oscuro período pre-natal. Pero de todos modos, cumplió a cabalidad con todos los requisitos que en los tiempos modernos debe llenar una sirena que se respeta: tener medio cuerpo de mujer, medio de pez y estar muerta. Lo demás lo harán los poetas. Y después de todo, por muy mal que lo hagan no tendría nada de extraño que lo hicieran mejor que ciertos columnistas de periódico que una tarde cualquiera se sientan a escribir sobre las sirenas, y no logran hacer ni siquiera una nota mediocre.

Sophia de Mello B. Andresen - Terror de amarte

Terror de amarte en un lugar tan frágil como el mundo
El mal de amarte en este lugar de imperfección
Donde todo se descompone y muda
Donde todo nos miente y nos separa.
Que ninguna estrella queme tu perfil
Que no recuerde ningún Dios tu nombre
Que ni el viento pase donde pases tú.
Voy a crear para ti un día puro
Libre como el viento y repite
Como la flor de las olas ordenadas.

martes, 9 de agosto de 2011

Rudyard Kipling - La casa de los deseos

La España sumergida - Hondarribia

La España sumergida - Hondarribia from misvideos03 on Vimeo.

Hondarribia. La costa norte española derrama sus bosques y sus ríos al Cantábrico. Este es un mar bravío pero codiciado, rico en especies de gran valor comercial. Sin embargo, sus aguas esconden otro tipo de riqueza. Un mundo casi imperceptible, cientos de criaturas dependiendo unas de otras.

Espíritu flamenco – Capítulos 7 y 8

Capítulo 7.  Obras: Una espina clavá, Lo que siento, Tus recuerdos, Tierra buena, Mi guitarra.

Espíritu flamenco - Capítulo 7 from misvideos01 on Vimeo.

Capítulo 7.  Obras: Rumbas Vivancos, Nocturnas princesas, Trío infernal, finale Ana Magdalena Bach, Sevillanas Mozart, Paganini variaciones flamencas.

Espíritu flamenco - Capítulo 8 from misvideos03 on Vimeo.

Fernando Pessoa - He pasado toda la noche sin dormir

He pasado toda la noche sin dormir, viendo, sin espacio tu figura.
Y viéndola siempre de maneras diferentes de como ella me parece.
Hago pensamientos con el recuerdo de lo que es ella cuando me habla,
y en cada pensamiento ella cambia de acuerdo con su semejanza.
Amar es pensar.
Y yo casi me olvido de sentir sólo pensando en ella.
No sé bien lo que quiero, incluso de ella, y no pienso más que en ella.
Tengo una gran distracción animada.
Cuando deseo encontrarla casi prefiero no encontrarla,
para no tener que dejarla luego.
No sé bien lo que quiero, ni quiero saber lo que quiero.
Quiero tan solo pensar en ella.
Nada le pido a nadie, ni a ella, sino pensar.

Imágenes prohibidas - Las tijeras de la República

Evolución de la censura durante la II República española y con la llegada del cine sonoro. Escándalos famosos como "Las Hurdes" y "El demonio es una mujer". Primeros desnudos y secuencias prohibidas.

lunes, 8 de agosto de 2011

Música para tus ojos - Antonio Banderas

Guajiras de la tarántula; El 15 de agosto en Madrid; Rosa acabó llorando; Carmela y el minero; Alegrías de Paloma

La España sumergida - Islas Cíes

Islas Cies: Frente al extremo occidental de la Península Ibérica, tres islas rocosas rebosan de misterios.Aquí puede triunfar fácilmente la tragedia o la vida.Pero el mar está lleno de tesoros para quienes se atreven a desafiarlo.

Redes - La simetría del Universo

Redes - La simetría del Universo from misvideos01 on Vimeo.

Los números y sus leyes conviven con todos nosotros: el año que comienza, 2011, es un número primo, solo divisible por 1 y por sí mismo; y es más: 2011 puede obtenerse sumando 11 números primos consecutivos.
Hay números recurrentes en la naturaleza, que se esconden detrás de bellas formas simétricas, reveladoras de fuerza y eficacia a la hora de sobrevivir. Esta semana, con el matemático de la Universidad de Oxford, escritor y presentador inglés, Marcus du Sautoy, 'Redes' se acerca a los misterios de los números para descubrir su belleza y su magia.

Eugenio de Andrade - Con urgencia

Es el amor urgente
Es urgente un barco en el mar
Es urgente destruir ciertas palabras,
el odio, la soledad y la crueldad,
algunas quejas, muchas espadas.
Es urgente crear la alegría,
multiplicar los besos, los campos de maíz,
es urgente descubrir los ríos y las rosas
y las mañanas claras.
El silencio cae sobre los hombros y la luz
impuros, hasta que duela.
El amor es urgente, y
es urgente  permanecer.

Gustavo Adolfo Bécquer - RIMA XLIX

Alguna vez la encuentro por el mundo, y pasa junto a mí; y pasa sonriéndose, y yo digo: —¿Cómo puede reír? Luego asoma a mi labio otra sonrisa, máscara del dolor, y entonces pienso: —Acaso ella se ríe, como me río yo.

EGON SCHIELE

BARRY YANG

Honore de Balzac - Papa Goriot

Arthur Conan Doyle - Lote # 249

sábado, 6 de agosto de 2011

Luis de Camoes - El amor

El amor es un fuego que quema invisiblemente,
una herida que duele y no se siente;
es un contento descontento,
es un dolor que hace estragos sin lastimar.
Es un no querer más que el bien querer
es un paseo solitario en medio de nosotros;
nunca está satisfecho de ser feliz;
el cuidar es una victoria cuando se pierde.
Es querer ser atrapado por voluntad;
es servir a quien gana, el ganador;
es tener con quien nos mata, lealtad.
Pero, ¿cómo puede causar su favor
en los corazones humanos la amistad,
si es exactamente lo opuesto a esto, el mismo amor?

Mimí_xqsabes - Besos

Ojos que se cierran para verte,
ojos que se nublan al mirarte,
ojos que sueñan que son boca
latido,
pulso,
instante.
Ojos que se funden en la eternidad de un beso
y desaparecen.
Ojos que yo quisiera envueltos en los míos,
entornados
atravesados
desleídos
Ojos que penetran lo que rozan
y con un simple aleteo
se desvanecen.

viernes, 5 de agosto de 2011

Juan Gelman - AUSENCIA DE AMOR

Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte
a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobre cristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.

(Gustavo Adolfo Bécquer - Rima XVI

Si al mecer las azules campanillas de tu balcón, crees que suspirando pasa el viento murmurador, sabe que, oculto entre las verdes hojas, suspiro yo. Si al resonar confuso a tus espaldas vago rumor, crees que por tu nombre te ha llamado lejana voz, sabe que, entre las sombras que te cercan, te llamo yo. Si se turba medroso en la alta noche tu corazón, al sentir en tus labios un aliento abrasador, sabe que, aunque invisible, al lado tuyo, respiro yo.

jueves, 4 de agosto de 2011

Fernando Pessoa - El amor es una compañía

El amor es una compañía, ya no sé andar solo por los
caminos, porque ya no puedo andar solo.
Un pensamiento visible me hace andar más a prisa y ver
menos, y al mismo tiempo gustar de seguir viendo todo.
Aun la ausencia de ella es una cosa que está conmigo,
y ella a mi me gusta tanto que no sé cómo desearla.
Si no la veo, la imagino y soy fuerte como los arboles
altos, pero si la veo tiemblo, no sé qué se ha hecho de
lo que siento en su ausencia.
Todo entera soy cualquier fuerza que me abandona.
Toda la realidad me mira como un girasol con la cara de ella en el medio.

miércoles, 3 de agosto de 2011

VICENTE ALEIXANDRE - Se querían

Se querían. Sufrían por la luz,
labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.
Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.
Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.
Se querían de amor entre la madrugada,
entre las duras piedras cerradas de la noche,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente solo.
Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.
Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos
ligados como cuerpos en soledad cantando.
Amando. Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.
Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

martes, 2 de agosto de 2011

Rosario Castellanos – Kinsey Report

–¿Si soy casada? Sí. Esto quiere decir
  que se levantó un acta en alguna oficina
  y se volvió amarilla con el tiempo
  y que hubo ceremonia en una iglesia
  con padrinos y todo. Y el banquete
  y la semana entera en Acapulco.

  No, ya no puedo usar mi vestido de boda.
  He subido de peso con los hijos,
  con las preocupaciones. Ya usted ve, no faltan.

  Con frecuencia, que puedo predecir,
  mi marido hace uso de sus derechos, o,
  como é1 gusta llamarlo, paga el débito
  conyugal. Y me da la espalda. Y ronca.

  Yo me resisto siempre. Por decoro.
  Pero, siempre también, cedo. Por obediencia.

  No, no me gusta nada.
  De cualquier modo no debería de gustarme
  porque yo soy decente ¡y él es tan material!

  Además, me preocupa otro embarazo.
  Y esos jadeos fuertes y el chirrido
  de los resortes de la cama pueden
  despertar a los niños que no duermen después
  hasta la madrugada.

  II

  Soltera, sí. Pero no virgen. Tuve
  un primo a los trece años.
  Él de catorce y no sabíamos nada.
  Me asusté mucho. Fui con un doctor
  que me dio algo y no hubo consecuencias.

  Ahora soy mecanógrafa y algunas veces salgo
  a pasear con amigos.
  Al cine y a cenar. Y terminamos
  la noche en un motel. Mi mamá no se entera.

  Al principio me daba vergüenza, me humillaba
  que los hombres me vieran de ese modo
  después. Que me negaran
  el derecho a negarme cuando no tenía ganas
  porque me habían fichado como puta.

  Y ni siquiera cobro. Y ni siquiera
  puedo tener caprichos en la cama.

  Son todos unos tales. ¿Que que por qué lo hago?
  Porque me siento sola. 0 me fastidio.

  Porque ¿no lo ve usted? estoy envejeciendo.
  Ya perdí la esperanza de casarme
  y prefiero una que otra cicatriz
  a tener la memoria como un cofre vacío.

  III

  Divorciada. Porque era tan mula como todos.
  Conozco a muchos más. Por eso es que comparo.

  De cuando en cuando echo una cana al aire
  para no convertirme en una histérica.

  Pero tengo que dar el buen ejemplo
  a mis hijas. No quiero que su suerte
  se parezca a la mía.

  IV

  Tengo ofrecida a Dios esta abstinencia
  ¡por caridad, no entremos en detalles!

  A veces sueño. A veces despierto derramándome
  y me cuesta un trabajo decirle al confesor
  que, otra vez, he caído porque la carne es flaca.

  Ya dejé de ir al cine. La oscuridad ayuda
  y la aglomeración en los elevadores.

  Creyeron que me iba a volver loca
  pero me esta atendiendo un médico. Masajes.

  Y me siento mejor.

  V

  A los indispensables (como ellos se creen)
  los puede usted echar a la basura,
  como hicimos nosotras.

  M amiga y yo nos entendemos bien.
  Y la que manda es tierna, como compensación;
  así como también, la que obedece,
  es coqueta y se toma sus revanchas.

  Vamos a muchas fiestas, viajamos a menudo
  y en el hotel pedimos
  un solo cuarto y una sola cama.

  Se burlan de nosotras pero también nosotras
  nos burlamos de ellos y quedamos a mano.

  Cuando nos aburramos de estar solas
  alguna de las dos irá a agenciarse un hijo.

  ¡No, no de esa manera! En el laboratorio
  de la inseminación artificial.

  VI

  Señorita. Sí, insisto. Señorita.
  Soy joven. Dicen que no fea. Carácter
  llevadero. Y un día
  vendrá el Príncipe Azul, porque se lo he rogado
  como un milagro a San Antonio. Entonces
  vamos a ser felices. Enamorados siempre.

  ¿Qué importa la pobreza? Y si es borracho
  lo quitaré del vicio. Si es un mujeriego
  yo voy a mantenerme siempre tan atractiva,
  tan atenta a sus gustos, tan buena ama de casa.
  Tan prolífica madre
  y tan extraordinaria cocinera
  que se volverá fiel como premio a mis méritos
  entre los que, el mayor, es la paciencia.

  Lo mismo que mis padres y los de mi marido
  celebraremos nuestras bodas de oro
  con gran misa solemne.

  No, no he tenido novio. No, ninguno
  Todavía. Mañana.

lunes, 1 de agosto de 2011

Octavio Paz - Libertad bajo palabra


" Allá, donde terminan las fronteras, los caminos se borran. Donde empieza el silencio. Avanzo lentamente y pueblo la noche de estrellas, de palabras, de la respiración de un agua remota que me espera donde comienza el alba.
Invento la víspera, la noche, el día siguiente que se levanta en su lecho de piedra y recorre con ojos límpidos un mundo penosamente soñado. Sostengo al árbol, a la nube, a la roca, al mar, presentimiento de dicha, invenciones que desfallecen y vacilan frente a la luz que disgrega.
Y luego la sierra árida, el caserío de adobe, la minuciosa realidad de un charco y un pirú estólido, de unos niños idiotas que me apedrean, de un pueblo rencoroso que me señala. Invento el terror, la esperanza, el mediodía -- padre de los delirios solares, de las falacias espejeantes, de las mujeres que castran a sus amantes de una hora.
Invento la quemadura y el aullido, la masturbación en las letrinas, las visiones en el muladar, la prisión, el piojo y el chancro, la pelea por la sopa, la delación, los animales viscosos, los contactos innobles, los interrogatorios nocturnos, el examen de conciencia, el juez, la víctima, el testigo. Tú eres esos tres. ¿A quién apelar ahora y con qué argucias destruir al que te acusa? Inútiles los memoriales, los ayes y los alegatos. Inútil tocar a puertas condenadas. No hay puertas, hay espejos. Inútil cerrar los ojos o volver entre los hombres: esta lucidez ya no me abandona. Romperé los espejos, haré trizas mi imagen, que cada mañana rehace piadosamente mi cómplice, mi delator. La soledad de la conciencia y la conciencia de la soledad, el día a pan y agua, la noche sin agua. Sequía, campo arrasado por un sol sin párpados, ojo atroz, oh conciencia, presente puro donde pasado y porvenir arden sin fulgor ni esperanza. Todo desemboca en esta eternidad que no desemboca.
Allá, donde los caminos se borran, donde acaba el silencio, invento la desesperación, la mente que me concibe, la mano que me dibuja, el ojo que me descubre. Invento al amigo que me inventa, mi semejante; y a la mujer, mi contrario: torre que corono de banderas, muralla que escalan mis espumas, ciudad devastada que renace lentamente bajo la dominación de mis ojos.
Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra, libertad que se inventa y me inventa cada día.
"

E. Antonio Durán - Bellezas

Belleza es aquello
que irradia nuestros ojos,
que alegra nuestra alma,
y engrandece nuestro espíritu.
Belleza es todo lo que veo en tí,
todo lo que haces,
todo lo que sientes.
Belleza es todo
lo que hago por ti,
todo lo que pienso,
todo lo que escribo,
todo lo que río
y todo lo que lloro
Por tí
Belleza es:
que me hables y hablarte,
que me oigas y oirte,
que me mires y mirarte,
pero más belleza es:
que me escribas y escribirte,
que me llames y llamarte,
que me beses y besarte,
que me ames y amarte

domingo, 31 de julio de 2011

José Saramago - Fragmento de El 'factor Dios'

recorte

Y, con todo, Dios es inocente. Inocente como algo que no existe, que no ha existido ni existirá nunca, inocente de haber creado un universo entero para colocar en él seres capaces de cometer los mayores crímenes para luego justificarlos diciendo que son celebraciones de su poder y de su gloria, mientras los muertos se van acumulando, estos de las torres gemelas de Nueva York, y todos los demás que, en nombre de un Dios convertido en asesino por la voluntad y por la acción de los hombres, han cubierto e insisten en cubrir de terror y sangre las páginas de la Historia. Los dioses, pienso yo, sólo existen en el cerebro humano, prosperan o se deterioran dentro del mismo universo que los ha inventado, pero el `factor Dios´, ese, está presente en la vida como si efectivamente fuese dueño y señor de ella. No es un dios, sino el `factor Dios´ el que se exhibe en los billetes de dólar y se muestra en los carteles que piden para América (la de Estados Unidos, no la otra...) la bendición divina. Y fue en el `factor Dios´ en lo que se transformó el dios islámico que lanzó contra las torres del World Trade Center los aviones de la revuelta contra los desprecios y de la venganza contra las humillaciones. Se dirá que un dios se dedicó a sembrar vientos y que otro dios responde ahora con tempestades. Es posible, y quizá sea cierto. Pero no han sido ellos, pobres dioses sin culpa, ha sido el `factor Dios´, ese que es terriblemente igual en todos los seres humanos donde quiera que estén y sea cual sea la religión que profesen, ese que ha intoxicado el pensamiento y abierto las puertas a las intolerancias más sórdidas, ese que no respeta sino aquello en lo que manda creer, el que después de presumir de haber hecho de la bestia un hombre acabó por hacer del hombre una bestia. Al lector creyente (de cualquier creencia...) que haya conseguido soportar la repugnancia que probablemente le inspiren estas palabras, no le pido que se pase al ateísmo de quien las ha escrito. Simplemente le ruego que comprenda, con el sentimiento, si no puede ser con la razón, que, si hay Dios, hay un solo Dios, y que, en su relación con él, lo que menos importa es el nombre que le han enseñado a darle. Y que desconfíe del `factor Dios´. No le faltan enemigos al espíritu humano, mas ese es uno de los más pertinaces y corrosivos. Como ha quedado demostrado y desgraciadamente seguirá demostrándose.

Isabel Allende - fragmento de Eva Luna

allende
El placer me erizó la piel y me endureció los senos.
Caí en cuenta que nunca había estado tan cerca de nadie y que llevaba siglos sin recibir una caricia. Tomé su cara, me aproximé con lentitud y lo besé en los labios largamente, aprendiendo la forma extraña de su boca, mientras un calor brutal me encendía los huesos, me estremecía el vientre.
Tal vez por un instante él luchó contra sus propios deseos, pero de inmediato se abandonó para seguirme en el juego y explorarme también, hasta que la tensión fue insoportable y nos apartamos para tomar aire.

-Nadie me había besado en la boca, murmuró él.
-Tampoco a mí.

Y lo tomé de la mano para conducirlo al dormitorio.
 

ANA BELEN - VIVA L'ITALIA

01 - Ahora
02 - Haciendo camino
03 - Canción
04 - Y si mañana
05 - Yo canto
06 - Sábado por la tarde
07 - Si yo fuera un ángel
08 - Rayo de sol
09 - Viva Italia
10 - Respirando
11 - Sin salida
12 - Amarga tierra

Megaupload

Recorrido turístico gastronómico por la comarca de las Rias Baixas

E. Antonio Durán - Quisiera

Quisiera contagiarme
de todo lo que eres
de todo lo que sufres,
de todo lo que añelas.

Quisiera refugiarme
en algún sitio de tu corazón
para danzar libremente con la música
que sólo él sabe dar
cuando tu te agitas,
cuando tu suspiras
y cuando creas
en tu mente: fantasías
pero que solo son tuyas
y por ellas vives.

Quisiera que tu espíritu
se encontrara con el mío,
y con el vino de amor
se embriagaran
hasta encontrar el éxtasis,
permaneciendo en él:
Indefinidamente;
A través del tiempo.

sábado, 30 de julio de 2011

Luis Cernuda - Si el hombre pudiera decir lo que ama

Luis Cernuda - Si el hombre pudiera decir lo que ama from Miguel Angel on Vimeo.

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.
Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.
Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Giovanni Papini - Dos imágenes en un estanque

Fernando António Nogueira Pessoa

Fernando António Nogueira Pessoa from Miguel Angel on Vimeo.

La España sumergida - Cabo de Gata

La España sumergida - Cabo de Gata. from Miguel Angel on Vimeo.

En el sureste español, un mar repleto de vida acaricia la formación volcánica más importante de la Peninsula Iberica. Aqui la vida es una lucha para todas las criaturas, incluido el ser humano. Redes, plantas, animales y fondos marinos son los ingredientes para un viaje lleno de emociones donde los auténticos protagonistas de la historia son los habitantes del mar y sus estrategias de vida.

El movimiento 15-M

viernes, 29 de julio de 2011

Redes - No me molestes mamá, estoy aprendiendo

Que la educación necesita una revolución nadie lo duda. Las innovaciones que vivirá el mundo educativo acabarán desmontando todo el sistema que hoy en día forma a los ciudadanos en las escuelas e institutos. En este proceso, la tecnología, las redes sociales o los videojuegos tendrán seguramente un papel importante, serán herramientas valiosas para transmitir nuevas habilidades a los jóvenes, las que verdaderamente necesitan para llegar a la vida laboral y desenvolverse socialmente en entornos cambiantes. En Redes, Eduardo Punset entrevista a Marc Prensky, un experto en la educación del futuro, un hombre rompedor y creativo en la empresa de reformar las aulas y los sistemas educativos actuales.

Imágenes prohibidas - Los ángeles guardianes

Este capítulo se centra en el estudio de la figura de los censores, como "ángeles guardianes" encargados de impedir que los españoles pecasen, soñando mundos mejores en la oscuridad de los cines en los difíciles tiempos de la dictadura. A través de numerosos testimonios de cineastas e historiadores, se refleja la mentalidad de los "funcionarios de la tijera".

Espíritu flamenco - Capítulo 6 José El francés

Obras: Te sigo queriendo, Fatiga, Hoy por hoy, No pinto de colores, El vapor por el agua, El querer quita el sentido, Taranta de Pastora

Jane Austen - Orgullo y Prejuicio

Giovanni Papini - Dos imágenes en un estanque

Federico Garcia Lorca - Alba

Mira la mar, ¿no ves cómo nos lleva,
soñolientos, hasta la orilla de nosotros mismos?
Todo es camino. La perezosa luz, al despertarse,
levanta atajos de escamosos limites.
Te beso entre esos oros, y el rumor de la mar
es un vasto reflejo del aliento
que mece la caricia. Esta mañana
la brisa de tu cuerpo es otra inmensidad.
Mira la mar. Qué justa semejanza
con los dos, en la mañana inmóvil
y sin embargo frágil como brisa.
Te beso. No sé nada. Te amo como la ola
que hierve entre la arena. Y mi gozo
es una pura llama que el alba multiplica
en encendidas crines que avanzan y se rompen:
una explosión de estrellas en la gloria solar.
La gloria de tu cuerpo espejado en el mío.
Después
la arena no sabrá
qué gozo ardiente la mañana ilumina.

jueves, 28 de julio de 2011

Niña Pastori - Joyas Prestadas

Nina_Pastori-Joyas_Prestadas-Frontal

Burbujas de amor
Vivir sin aire
Lo eres todo
María de la O
Angelitos negros
Mediterráneo

Pájaros de barro
Cuando nadie me ve
Todavía
Hoy igual que ayer

Joyas prestadas

Gustavo Adolfo Bécquer - Rima XXIV

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.

Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho  de plata.

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.

José Luis Sampedro - La vieja sirena

John Galsworthy - Un asunto de otro tiempo

DONALD ZOLAN

DONALD ZOLAN from Miguel Angel on Vimeo.

Nanci Noel

Nanci Noel from Miguel Angel on Vimeo.

Cump

Cump from Miguel Angel on Vimeo.

Nicholas Kalmakoff

Nicholas Kalmakoff from Miguel Angel on Vimeo.

Mia Araujo

Mia Araujo from Miguel Angel on Vimeo.

Luis Ricardo Falero

Luis Ricardo Falero from Miguel Angel on Vimeo.

Mark Demsteader

Mark Demsteader from Miguel Angel on Vimeo.

Kristin Vestgård

Kristin Vestgård from Miguel Angel on Vimeo.

Kathleen Lolley

Kathleen Lolley from Miguel Angel on Vimeo.

Aron Wiesenfeld

Aron Wiesenfeld from Miguel Angel on Vimeo.

miércoles, 27 de julio de 2011

Julio Cortázar - Cambio de luces

Cristina Peri Rossi - Once de septiembre

El once de septiembre del dos mil uno
mientras las Torres Gemelas caían,
yo estaba haciendo el amor.
El once de septiembre del año dos mil uno
a las tres de la tarde, hora de España,
un avión se estrellaba en Nueva York,
y yo gozaba haciendo el amor.
Los agoreros hablaban del fin de una civilización
pero yo hacía el amor.
Los apocalípticos pronosticaban la guerra santa,
pero yo fornicaba hasta morir
–si hay que morir, que sea de exaltación–.
El once de septiembre del año dos mil uno
un segundo avión se precipitó sobre Nueva York
en el momento justo en que yo caía sobre ti
como un cuerpo lanzado desde el espacio
me precipitaba sobre tus nalgas
nadaba entre tus zumos
aterrizaba en tus entrañas
y vísceras cualesquiera.
Y mientras otro avión volaba sobre Washington
con propósitos siniestros
yo hacía el amor en tierra
–cuatro de la tarde, hora de España–
devoraba tus pechos tu pubis tus flancos
hurí que la vida me ha concedido
sin necesidad de matar a nadie.
Nos amábamos tierna apasionadamente
en el Edén de la cama
–territorio sin banderas, sin fronteras,
sin límites, geografía de sueños,
isla robada a la cotidianidad, a los mapas
al patriarcado y a los derechos hereditarios–
sin escuchar la radio
ni el televisor
sin oír a los vecinos
escuchando sólo nuestros ayes
pero habíamos olvidado apagar el móvil
ese apéndice ortopédico.
Cuando sonó, alguien me dijo: Nueva York se cae
ha comenzado la guerra santa
y yo, babeante de tus zumos interiores
no le hice el menor caso,
desconecté el móvil
miles de muertos, alcancé a oír,
pero yo estaba bien viva,
muy viva fornicando.
“¿Qué ha sido?”, preguntaste,
los senos colgando como ubres hinchadas.
“Creo que Nueva York se hunde”, murmuré,
comiéndome tu lóbulo derecho.
“Es una pena”, contestaste
mientras me chupabas succionabas
mis labios inferiores.
Y no encendimos el televisor
ni la radio el resto del día,
de modo que no tendremos nada que contar
a nuestros descendientes
cuando nos pregunten
qué estábamos haciendo
el once de septiembre del año dos mil uno,
cuando las Torres Gemelas se derrumbaron sobre Nueva York.

Rosa Montero - LA CITA Y OTROS CUENTOS DE MUJERES INFIELES

Mario Levrero – Noveno piso

Alastair

Alastair from Miguel Angel on Vimeo.

Melissa Haslam

Melissa Haslam from Miguel Angel on Vimeo.

Leonor Fini

Leonor Fini from Miguel Angel on Vimeo.

Edvard Munch

Edvard Munch from Miguel Angel on Vimeo.

Siluetas de Kara Walker

Siluetas de Kara Walker from Miguel Angel on Vimeo.

Darren Holmes

Darren Holmes.flv from Miguel Angel on Vimeo.

Christian Schad

Christian Schad from Miguel Angel on Vimeo.

Alex Prager - Week end

Alex Prager - Week end from Miguel Angel on Vimeo.

ERTE

ERTE from Miguel Angel on Vimeo.

EDWARD ROBERT HUGHES

EDWARD ROBERT HUGHES from Miguel Angel on Vimeo.

TINA MODOTTI

TINA MODOTTI from Miguel Angel on Vimeo.

martes, 26 de julio de 2011

DANIEL GERHARTZ

VANRENSELAR

MICHEL OGIER

MELANIE DELON

E.E. Cummings - AMO MI CUERPO CUANDO ESTÁ CON TU CUERPO

Amo mi cuerpo
cuando está con tu cuerpo,
es un cuerpo tan nuevo
de superiores músculos y
estremecidos nervios.

Amo tu cuerpo, amo sus actos,
amo sus preguntas, amo...
palpar las vértebras de tu cuerpo
y tus huesos, y la estremecida
firme suavidad a la que quiero
una y otra vez besar.

Amo este beso,
esto y aquello de ti, quiero frotar
suavemente el sacudido vello
de tu eléctrica piel, y lo que sea
que acabe en dividida carne...
y los grandes ojos, trozos de amor,
y tal vez la estremecida emoción
tan siempre renovada
de estar sobre ti

THEDA BARA

ROB SHIELDS

PRATTE PASCALE

PETE HARRISON

Wei Hui - Shangai Baby

Jaroslaw Iwaszkiewicz - Ícaro

lunes, 25 de julio de 2011

Patxi Andion - Arquitectura

3760924

01. - Elegia
02. - Dos Canciones Mínimas - Para Salir A La Mar-Apunte De Caza
03. - ... Todos Menos Yo
04. - Naufragio
05. - La America Que Yo Amo
06. - Asi
07. - In Memorian
08. - Aun Tengo Verso
09. - De Madrugada
10. - Vieja Señora Del Mar-San Sebastián

megaupload

FERNANDO ROSAS - BOCETO

Mis labios deslizándose pausadamente desde tu cuello

hasta tus pechos fuertes, esperando que tu respiración

se acelere y me de la señal para seguir en el descenso

mientras aprieto tus muslos, colocándolos sobre mis hombros.

Luego sujetaré tus brazos con mis manos y el único

movimiento que permitiré será el estremecimiento de tu pelvis

mientras mi lengua juguetea incansable empujando

a que tu flor se abra, con mordiscos no muy suaves

en el umbral de la locura.

Seguirá, mi mano izquierda ayudando con caricias

a tus ya pétreos pezones sin dejar de lado el fabricar

un vacío con mis labios y mi lengua puntuda en compañía

de mi dedo medio inmiscuyéndose – aún siendo invitada -

en tus más olvidados rincones.

Y anhelo llenarte de placer hasta el punto del éxtasis

con tus piernas apretando mi cabeza y empujándola

aún más dentro hasta que mi rostro quede lleno de tu miel,

pues quiero que me dejes regocijarme en tu sabor y con tu aroma,

que desde ya supongo divino.

¿El lugar? Puede ser la mitad de una calle, la arena de Cuba

en medio de un baile o tu dormitorio.

¿La hora? Sería encantador de frente al amanecer,

mientras el sol nos hace cobre la piel al mediodía,

o en una noche en la que el frío reclame los gemidos de los amantes.

¿La posición? Preferiblemente yo de rodillas y tú de pie,

a riesgo de ser descubiertos.

¿La razón? Cualquiera, mientras el principio sea el amor.

domingo, 24 de julio de 2011

La noche temática - Arena

Documental que se adentra en el mundo taurino y sus diferentes facetas. Acompaña a unos jóvenes novilleros en su dura lucha para, en palabras del director, 'adentrarse en su complejo y arcaico mundo, lleno de alegrías y tristezas, de colores, sombras, reflexiones y metáforas'. Se trata de un acercamiento a un fenómeno cuyas raíces vienen de hace miles de años. Aparecen los testimonios de Juan Guerrero, Juan (Johann) Duque, Daniel Menes "El Dani", Iluminado Menes, Mariano Aumente "El Campero" y Jesús Mejías "El Gallo", junto con los alumnos y maestros de la Escuela de Tauromaquia de Madrid. Además, el rodaje ha contado con la participación de destacadas figuras del toreo como José Tomás, Uceda Leal, Morante de la Puebla, el colombiano Luis Bolívar o el francés Sebastián Castella.